Cómo desactivar Aplicaciones en Segundo Plano en Windows 11

Windows 11 es el último sistema operativo de Microsoft, que trae consigo una serie de nuevas funciones y características para mejorar la experiencia del usuario. Una de estas características es la capacidad de ejecutar aplicaciones en segundo plano, lo que permite a los usuarios realizar múltiples tareas al mismo tiempo. Sin embargo, esto también puede afectar el rendimiento del sistema si se ejecutan demasiadas aplicaciones en segundo plano. En esta guía, aprenderás cómo desactivar aplicaciones en segundo plano en Windows 11 para mejorar el rendimiento de tu dispositivo.

¿Quieres acelerar tu PC? Aprende a cerrar aplicaciones en segundo plano en pocos pasos

Si tu computadora con Windows 11 se está ejecutando lentamente, es posible que haya varias aplicaciones en segundo plano que estén consumiendo recursos del sistema. Las aplicaciones en segundo plano se ejecutan en segundo plano sin que el usuario lo sepa, lo que puede afectar el rendimiento de la computadora. En este artículo, te enseñaremos cómo desactivar aplicaciones en segundo plano en Windows 11 para acelerar tu PC.

Paso 1: Abre la Configuración

Para desactivar aplicaciones en segundo plano en Windows 11, primero debes abrir la Configuración. Puedes hacerlo de varias maneras:

  • Presiona la tecla Windows + I en tu teclado.
  • Haz clic en el botón de Inicio y selecciona Configuración.
  • Busca Configuración en la barra de búsqueda de Windows.

Paso 2: Accede a la sección de Privacidad

Una vez que tengas la Configuración abierta, haz clic en la opción de Privacidad. Aquí es donde puedes controlar la configuración de privacidad de tu PC.

Paso 3: Desactiva las aplicaciones en segundo plano

En la sección de Privacidad, desplázate hacia abajo hasta encontrar la opción de Aplicaciones en segundo plano. Aquí, verás una lista de todas las aplicaciones que se están ejecutando en segundo plano en tu PC. Para desactivar una aplicación en segundo plano, simplemente haz clic en el interruptor junto a su nombre para apagarlo.

Recuerda que algunas aplicaciones necesitan ejecutarse en segundo plano para funcionar correctamente, como las aplicaciones de correo electrónico o las aplicaciones de seguridad. Si no estás seguro de si debes desactivar una aplicación en segundo plano, es mejor dejarla activa.

Relacionado:  ¿Cómo comparar dos columnas de dos archivos de Excel?

Descubre cómo visualizar los procesos en Windows 11 paso a paso

Si eres usuario de Windows 11 y te preocupa el rendimiento de tu equipo, es importante que conozcas cómo visualizar los procesos que se están ejecutando en segundo plano. En este artículo te enseñaremos cómo hacerlo paso a paso.

Paso 1: Abre el Administrador de Tareas

Para visualizar los procesos en Windows 11, lo primero que debes hacer es abrir el Administrador de Tareas. Para ello, puedes utilizar la combinación de teclas Ctrl + Shift + Esc, o bien hacer clic con el botón derecho del ratón en la barra de tareas y seleccionar la opción «Administrador de tareas».

Paso 2: Accede a la pestaña «Procesos»

Una vez que tengas abierto el Administrador de Tareas, debes acceder a la pestaña «Procesos». En esta sección podrás ver todos los procesos que están en ejecución en tu equipo, clasificados por nombre, descripción, consumo de CPU, memoria, disco y red.

Paso 3: Ordena los procesos por consumo de recursos

Para facilitar la visualización de los procesos, es recomendable ordenarlos por consumo de recursos. Para hacerlo, haz clic en la columna correspondiente (CPU, memoria, disco o red) y se ordenarán automáticamente los procesos de mayor a menor consumo.

Paso 4: Identifica los procesos que quieres desactivar en segundo plano

Una vez que hayas ordenado los procesos por consumo de recursos, es posible que identifiques algunos procesos que están consumiendo demasiados recursos y que quieres desactivar en segundo plano para mejorar el rendimiento de tu equipo. Para hacerlo, simplemente selecciona el proceso que deseas desactivar y haz clic en el botón «Finalizar tarea».

Desactiva fácilmente las aplicaciones en Windows 11: Guía paso a paso

Windows 11 es la última versión del sistema operativo de Microsoft, y aunque ya lleva un tiempo en el mercado, muchos usuarios aún no están familiarizados con todas sus características. Una de las opciones más útiles que ofrece Windows 11 es la posibilidad de desactivar fácilmente las aplicaciones en segundo plano. Esto puede ser muy útil para optimizar el rendimiento de tu equipo, ya que muchas aplicaciones se ejecutan en segundo plano sin que te des cuenta y pueden consumir recursos valiosos de tu ordenador.

Relacionado:  ¿Cómo descargar películas de Netflix en una memoria USB?

Paso a paso para desactivar aplicaciones en segundo plano en Windows 11

A continuación, te explicaremos cómo puedes desactivar las aplicaciones en segundo plano en Windows 11 de manera fácil y rápida:

  1. Abre la configuración de Windows 11. Para hacer esto, haz clic en el icono de la rueda dentada en el menú de inicio o presiona la combinación de teclas Windows + I.
  2. Una vez que se abra la configuración, haz clic en «Sistema» en el menú de la izquierda.
  3. Desplázate hacia abajo hasta encontrar «Aplicaciones en segundo plano» y haz clic en él.
  4. En la ventana que se abre, verás una lista de todas las aplicaciones que se ejecutan en segundo plano. Para desactivar una aplicación, simplemente desliza el interruptor hacia la izquierda.
  5. Una vez que hayas desactivado todas las aplicaciones que deseas, puedes cerrar la ventana de configuración.

¡Y eso es todo! Ahora ya sabes cómo desactivar fácilmente las aplicaciones en segundo plano en Windows 11. Ten en cuenta que, si desactivas una aplicación en segundo plano, puede que no funcione correctamente o que no te lleguen las notificaciones de esa aplicación.

Si notas que tu equipo está lento o que la batería se agota rápidamente, puede que tengas demasiadas aplicaciones ejecutándose en segundo plano. Siguiendo esta guía paso a paso, podrás desactivar fácilmente las aplicaciones que no necesitas y optimizar el rendimiento de tu equipo.

Descubre cómo encontrar las aplicaciones en segundo plano en tu dispositivo

Si eres usuario de Windows 11, es posible que te preocupe el rendimiento de tu dispositivo. Una de las causas más comunes de una disminución en el rendimiento es la presencia de aplicaciones en segundo plano. Estas son aplicaciones que siguen funcionando incluso después de cerrarlas, y pueden consumir recursos del sistema y ralentizar tu dispositivo.

Relacionado:  Correccion del mensaje de error err_cache_miss en google chrome

Por suerte, encontrar y desactivar estas aplicaciones en Windows 11 es bastante sencillo. Para empezar, debes abrir el Administrador de tareas. Puedes hacer esto pulsando las teclas Ctrl + Shift + Esc o haciendo clic derecho en la barra de tareas y seleccionando la opción «Administrador de tareas» del menú desplegable.

Una vez que hayas abierto el Administrador de tareas, verás una lista de todas las aplicaciones y procesos que están ejecutándose en ese momento. Puedes hacer clic en la pestaña «Procesos» para ver una lista más detallada. En esta lista, encontrarás todas las aplicaciones y procesos activos en tu dispositivo, incluyendo aquellos que se están ejecutando en segundo plano.

Para identificar las aplicaciones que están en segundo plano, debes buscar aquellas que tengan un estado de «Ejecución en segundo plano». Estas aplicaciones pueden estar consumiendo recursos del sistema sin que te des cuenta, por lo que es recomendable desactivarlas si no las necesitas.

Para desactivar una aplicación en segundo plano, simplemente haz clic derecho en ella y selecciona la opción «Finalizar tarea». Ten en cuenta que algunas aplicaciones, como los programas de seguridad, pueden volver a iniciarse automáticamente después de cerrarlas. Si no quieres que una aplicación se ejecute en segundo plano en absoluto, puedes desactivarla desde la configuración de la aplicación o desde la configuración del sistema.

Recuerda revisar regularmente el Administrador de tareas para asegurarte de que no hay aplicaciones innecesarias funcionando en segundo plano.

En conclusión, desactivar aplicaciones en segundo plano en Windows 11 es una tarea sencilla que puede mejorar significativamente el rendimiento de tu ordenador y ahorrar recursos valiosos de tu sistema. Al desactivar las aplicaciones que no necesitas, podrás liberar memoria RAM y CPU, lo que se traducirá en un funcionamiento más fluido de tu sistema operativo y una mayor duración de la batería en tu portátil. Sigue estos sencillos pasos y optimiza tu experiencia en Windows 11.