¿Por qué no usar Avast?

Avast es un software antivirus popular que ha estado en el mercado por más de dos décadas, con millones de usuarios en todo el mundo. A pesar de su popularidad, hay algunas razones por las que algunas personas prefieren no usar Avast. En este artículo, discutiremos algunas de las razones por las que algunos usuarios pueden evitar este software antivirus y considerar alternativas.

¿Qué desventajas tiene Avast?

Avast es un software antivirus muy popular en todo el mundo. Sin embargo, hay algunas desventajas importantes que debes tener en cuenta antes de usarlo.

Una de las principales desventajas de Avast es que puede ser muy pesado para tu sistema. Durante el escaneo, el software utiliza muchos recursos del sistema, lo que puede hacer que tu ordenador se ralentice significativamente. Esto puede ser especialmente problemático si estás trabajando en tareas que requieren mucho procesamiento, como la edición de vídeo o juegos de ordenador.

Otra desventaja de Avast es que la versión gratuita incluye anuncios, lo que puede resultar muy molesto para muchos usuarios. Además, algunos de estos anuncios pueden ser engañosos y llevar a los usuarios a sitios web maliciosos.

Además, hay informes de que Avast ha vendido datos de usuarios a terceros en el pasado. Si valoras tu privacidad, esto puede ser una preocupación importante.

Si estás buscando un software antivirus ligero y no invasivo, probablemente deberías buscar otras alternativas.

¿Qué tan confiable es Avast?

Avast es un antivirus que ha ganado popularidad en los últimos años gracias a su versión gratuita y fácil de usar. Sin embargo, su confiabilidad es cada vez más cuestionada debido a algunos problemas que ha presentado en su funcionamiento.

Relacionado:  ¿Cuál es el mejor programa para proteger carpetas con contraseña?

Una de las principales preocupaciones de los usuarios es la privacidad, ya que Avast ha sido acusado de vender información de sus usuarios a terceros. Además, se ha descubierto que su extensión de navegador recolecta datos de navegación sin el consentimiento de los usuarios.

Otra de las críticas hacia Avast se relaciona con la efectividad de su antivirus. En varias pruebas realizadas por expertos en seguridad, Avast ha mostrado un desempeño mediocre en la detección de virus y malware, lo que compromete la seguridad de los usuarios.

Hay otras opciones más confiables y efectivas en el mercado que pueden brindar una mejor protección para tus dispositivos.

¿Qué pasa si elimino Avast?

Si eliminas Avast, tu ordenador quedará sin la protección que este antivirus ofrece. Esto significa que estarás expuesto a posibles virus, malware, spyware y otros tipos de amenazas cibernéticas.

Además, al eliminar Avast, también perderás las funciones adicionales que ofrece el software, como la protección de contraseñas y la eliminación de archivos innecesarios.

Es importante tener en cuenta que, aunque Avast es un antivirus popular, hay razones por las que algunas personas prefieren no usarlo. Si decides eliminar Avast, es recomendable que instales otro programa de seguridad para proteger tu ordenador.

¿Qué es mejor Avast o Kaspersky?

Avast y Kaspersky son dos de los antivirus más populares del mercado. A menudo, los usuarios se preguntan cuál es mejor entre los dos. Sin embargo, en lugar de centrarnos en cuál es mejor, en este artículo vamos a hablar sobre por qué no deberías usar Avast.

Problemas de privacidad de Avast

En 2019, se reveló que Avast había estado recopilando datos de navegación de sus usuarios a través de su extensión de navegador y vendiendo esos datos a terceros. Además, la compañía también había estado recopilando datos de usuario a través de su software antivirus.

Relacionado:  ¿Cuánto dinero robó DMG?

Esto es preocupante porque significa que Avast estaba recopilando información personal de sus usuarios sin su consentimiento. Aunque la compañía afirmó que los datos recopilados eran anónimos, todavía hay preocupaciones sobre la privacidad y la seguridad de los usuarios.

Problemas de seguridad de Avast

En 2019, también se descubrió que Avast había estado almacenando datos de usuario en servidores no seguros. Los datos incluían información personal, como nombres, direcciones de correo electrónico y detalles de pago.

Además, en 2020 se descubrió una vulnerabilidad en el software antivirus de Avast que permitía a los hackers ejecutar código malicioso en los sistemas de los usuarios. La compañía tardó en solucionar este problema, lo que puso en riesgo a millones de usuarios.