Windows Subsystem para Linux No Disponible sin Distribución Preinstalada

Windows Subsystem para Linux es una herramienta muy popular entre los desarrolladores que les permite utilizar el sistema operativo Linux en un entorno Windows. Sin embargo, recientemente se ha anunciado que esta herramienta no estará disponible sin una distribución preinstalada en Windows 10. Esto significa que los usuarios tendrán que instalar previamente una distribución de Linux para poder utilizar esta herramienta en su sistema operativo Windows. En este artículo, vamos a profundizar en los detalles de esta noticia y explicar sus implicaciones para los usuarios de Windows y Linux.

Guía completa para habilitar WSL en Windows: paso a paso y fácilmente

Si estás interesado en utilizar Linux en tu ordenador pero no quieres instalar un sistema operativo completamente nuevo, Windows Subsystem para Linux (WSL) es una excelente opción. Sin embargo, puede que te hayas encontrado con el mensaje «WSL no está disponible en tu sistema» al intentar habilitarlo. En este artículo, te explicaremos cómo habilitar WSL en Windows sin necesidad de una distribución preinstalada. Sigue estos pasos:

Paso 1: Comprobar los requisitos

Antes de comenzar, asegúrate de que tu ordenador cumple con los siguientes requisitos:

  • Tu ordenador debe tener Windows 10 actualizado a la versión 2004 o posterior.
  • Debes tener permisos de administrador en tu ordenador.
  • La virtualización debe estar habilitada en tu ordenador. Puedes comprobarlo accediendo a la Configuración del sistema > Seguridad y actualización > Información del sistema > Requisitos de Hyper-V.

Paso 2: Habilitar la función de WSL

Una vez que hayas comprobado que tu ordenador cumple con los requisitos, el siguiente paso es habilitar la función de WSL. Para hacerlo, sigue estos pasos:

  1. Abre el menú de inicio y escribe «características». Selecciona «Activar o desactivar las características de Windows».
  2. Busca «Plataforma de subsistema de Windows para Linux» en la lista de características y marca la casilla.
  3. Haz clic en «Aceptar» y espera a que se complete la instalación. Es posible que se te solicite reiniciar el ordenador.

Paso 3: Descargar e instalar una distribución de Linux

Una vez que hayas habilitado la función de WSL, es hora de descargar e instalar una distribución de Linux. Puedes hacerlo desde la Microsoft Store o desde la línea de comandos.

Descargar desde la Microsoft Store

  1. Abre la Microsoft Store y busca «Linux».
  2. Selecciona la distribución de Linux que deseas instalar, como Ubuntu, Debian o SUSE Linux Enterprise Server.
  3. Haz clic en «Obtener» y espera a que se complete la descarga e instalación.

Descargar desde la línea de comandos

  1. Abre la línea de comandos como administrador.
  2. Ejecuta el siguiente comando para descargar e instalar Ubuntu:
  3. Invoke-WebRequest -Uri https://aka.ms/wslubuntu2004 -OutFile Ubuntu.appx -UseBasicParsing

  4. Espera a que se complete la descarga e instalación.
Relacionado:  Instalar Ubuntu y Windows 8.1 Juntos: Guía Paso a Paso

Paso 4: Configurar tu distribución de Linux

Una vez que hayas descargado e instalado tu distribución de Linux, es hora de configurarla. Para hacerlo, abre la distribución de Linux desde el menú de inicio y sigue las instrucciones para configurar tu cuenta de usuario y contraseña.

Habilita WSL2 en Windows 10: Guía paso a paso para optimizar tu sistema operativo

Si eres un desarrollador o un usuario avanzado de Windows, probablemente hayas oído hablar de Windows Subsystem para Linux (WSL). Esta es una herramienta que permite a los usuarios ejecutar aplicaciones de Linux directamente en su sistema operativo Windows 10. Sin embargo, si intentas habilitar WSL en tu equipo y te encuentras con el mensaje «Windows Subsystem para Linux no disponible sin distribución preinstalada», no te preocupes, aquí te mostramos cómo solucionarlo.

¿Qué es WSL2 y por qué deberías usarlo?

WSL2 es la segunda versión de Windows Subsystem para Linux, y es una actualización significativa con respecto a la versión anterior. En lugar de emular el kernel de Linux, WSL2 utiliza una máquina virtual ligera para ejecutar el sistema operativo Linux, lo que resulta en un mejor rendimiento y una mayor compatibilidad con las aplicaciones de Linux.

Hay muchas razones por las que deberías considerar usar WSL2 en Windows 10. Por ejemplo, si eres un desarrollador de software que trabaja con herramientas de Linux, WSL2 te permitirá ejecutarlas directamente en tu sistema operativo Windows sin tener que instalar un sistema operativo Linux completo. Esto puede ahorrarte mucho tiempo y esfuerzo.

Cómo habilitar WSL2 en Windows 10

Ahora que sabes por qué deberías usar WSL2, veamos cómo habilitarlo en tu sistema operativo Windows 10. Sigue estos pasos:

  1. Abre el menú Inicio y busca «características de Windows».
  2. Haz clic en «Activar o desactivar las características de Windows».
  3. Busca «Subsistema de Windows para Linux» y marca la casilla para habilitarlo. Si ya está marcada, omite este paso.
  4. Abre una ventana de PowerShell como administrador.
  5. Ejecuta el siguiente comando: wsl –set-default-version 2.
  6. Descarga e instala una distribución de Linux desde la Microsoft Store.

Una vez que hayas completado estos pasos, habrás habilitado WSL2 en tu sistema operativo Windows 10. Ahora puedes comenzar a ejecutar aplicaciones de Linux directamente en tu sistema operativo sin tener que instalar un sistema operativo Linux completo.

Guía paso a paso para habilitar Linux en Windows: ¡Aprende cómo hacerlo fácilmente!

El Windows Subsystem para Linux (WSL) es una característica de Windows 10 que permite a los usuarios ejecutar Linux en Windows. Sin embargo, a veces puede ocurrir que el WSL no esté disponible sin una distribución preinstalada. En este artículo, te presentaremos una guía paso a paso para habilitar Linux en Windows, ¡de una manera fácil y sencilla!

Relacionado:  ¿Cómo ejecutar un proceso en segundo plano Linux?

Paso 1: Habilitar la característica WSL

Lo primero que debes hacer es habilitar la característica WSL en tu computadora. Para esto, abre el menú de Inicio y escribe «Activar o desactivar las características de Windows» en la barra de búsqueda. Luego, selecciona la opción que aparece y busca la opción «Subsistema de Windows para Linux». Activa esta opción y haz clic en «Aceptar».

Paso 2: Descargar una distribución de Linux

Una vez que hayas habilitado la característica WSL, necesitarás descargar una distribución de Linux. Esto lo puedes hacer desde la Microsoft Store o desde la página web de la distribución que desees. Recomendamos Ubuntu, pero también puedes elegir otras opciones como Debian o Kali Linux.

Paso 3: Instalar la distribución de Linux

Una vez que hayas descargado la distribución de Linux, deberás instalarla en tu computadora. Para esto, simplemente haz doble clic en el archivo descargado y sigue las instrucciones que aparecen en pantalla. Este proceso puede tardar unos minutos, dependiendo de la velocidad de tu conexión a internet.

Paso 4: Configurar la distribución de Linux

Una vez que hayas instalado la distribución de Linux, deberás configurarla. Para esto, abre el menú de Inicio y busca la distribución de Linux que acabas de instalar. Haz clic derecho sobre ella y selecciona la opción «Propiedades». En la ventana que aparece, selecciona la pestaña «Opciones» y asegúrate de que la opción «Iniciar sesión como root» esté desactivada.

Paso 5: Ejecutar la distribución de Linux

Una vez que hayas configurado la distribución de Linux, podrás ejecutarla desde el menú de Inicio. Simplemente haz clic en la distribución de Linux que acabas de instalar y espera a que se abra. Ahora podrás utilizar la distribución de Linux como lo harías en una computadora con Linux.

Conclusión

Simplemente sigue los pasos que hemos descrito en esta guía paso a paso y estarás listo para utilizar Linux en tu computadora con Windows.

Guía paso a paso: Cómo acceder fácilmente a WSL en Windows

Si estás interesado en utilizar Windows Subsystem para Linux (WSL) pero no tienes una distribución preinstalada, no te preocupes, aquí te mostraremos cómo acceder fácilmente a WSL en Windows.

Relacionado:  ¿Cómo instalar un archivo .gz en Ubuntu?

Paso 1: Habilitar la característica de Windows Subsystem para Linux

Lo primero que debes hacer es habilitar la característica de WSL en tu sistema Windows. Para hacerlo, sigue estos pasos:

  1. Abre el menú de inicio y busca «Activar o desactivar las características de Windows».
  2. Selecciona la opción «Windows Subsystem para Linux» y haz clic en «Aceptar».
  3. Espera a que se complete el proceso de instalación y reinicia tu computadora.

Paso 2: Descargar una distribución de Linux

Una vez que hayas habilitado la característica de WSL, necesitas descargar una distribución de Linux. Afortunadamente, puedes hacerlo directamente desde la Microsoft Store. Para descargar una distribución de Linux, sigue estos pasos:

  1. Abre la Microsoft Store.
  2. Busca la distribución de Linux que deseas descargar.
  3. Haz clic en «Obtener» y espera a que se complete la descarga e instalación.

Paso 3: Configurar tu distribución de Linux

Una vez que hayas descargado tu distribución de Linux, necesitas configurarla. Para hacerlo, sigue estos pasos:

  1. Abre la distribución de Linux desde el menú de inicio.
  2. Espera a que se complete la configuración inicial.
  3. Crea una cuenta de usuario y establece una contraseña.

Paso 4: Acceder a WSL desde la línea de comandos

Una vez que hayas habilitado la característica de WSL, descargado una distribución de Linux y configurado tu distribución, puedes acceder a WSL desde la línea de comandos. Para hacerlo, sigue estos pasos:

  1. Abre el menú de inicio y busca «Símbolo del sistema».
  2. Haz clic derecho en «Símbolo del sistema» y selecciona «Ejecutar como administrador».
  3. Escribe «wsl» en la línea de comandos y presiona Enter.

Con estos sencillos pasos, puedes acceder fácilmente a WSL en Windows. Ahora puedes empezar a utilizar tus herramientas de Linux favoritas en tu sistema Windows.

En conclusión, aunque la noticia de que Windows Subsystem para Linux no está disponible sin una distribución preinstalada puede ser decepcionante para algunos usuarios, es importante recordar que Microsoft sigue comprometido con la mejora continua de su plataforma de desarrollo y la experiencia del usuario. Además, existen muchas opciones de distribuciones de Linux disponibles para instalar en Windows Subsystem para Linux, lo que permite a los usuarios elegir la que mejor se adapte a sus necesidades. En general, esta herramienta sigue siendo una excelente opción para aquellos que desean aprovechar lo mejor de ambos sistemas operativos.